Control de cookies

Para el mejor uso posible de la página web de Wacker Neuson y para otras optimizaciones que se utilicen cookies. Al continuar navegar por el sitio web de Wacker Neuson, usted acepta el uso de cookies.

Algunas de estas cookies son técnicamente necesarias para garantizar ciertas características del sitio web. Además, utilizamos algunas cookies que se utilizan para obtener información sobre el comportamiento del usuario en este sitio web y para mejorar constantemente nuestro sitio web en función de esta información. Puede deshabilitar el uso de cookies de terceros seleccionando:

Main Navigation
Main Content

Vibradores internos

  • Los vibradores internos de alta frecuencia con convertidor electrónico integrado ofrecen un gran confort en la operación y una máxima flexibilidad de manejo. Los vibradores internos pueden conectarse a cualquier toma de corriente convencional sin necesidad de accesorios adicionales y, además, mantienen una velocidad y rendimiento de compactación constantemente altos.
  • El clásico entre nuestros vibradores internos. Nuestro probado concepto de equipo consta de un motor incorporado en el cabezal vibrador. Además, cuenta con un cabezal vibrador especialmente endurecido y un cable de alimentación extremadamente robusto. Este concepto ofrece una larga durabilidad y una atractiva relación calidad-precio.
  • ¿Desea adaptar el vibrador interno exactamente a sus necesidades? Con el sistema modular de Wacker Neuson no hay problema. Usted puede elegir simplemente entre un motor de combustión interna o un motor eléctrico, un eje flexible adecuado y un cabezal vibrador, y listo. De este modo, podrá adaptar la serie HMS a sus deseos y necesidades.

El clásico de la compactación de hormigón

Los vibradores para hormigón pertenecen a los dispositivos clásicos de compactación de hormigón. Se utilizan para desplazar hacia afuera, mediante vibración, el aire del hormigón aun líquido. Su aplicación hace que el hormigón sea más fuerte y resistente.

A menudo, al hablar de vibradores para hormigón, se está hablando de vibradores internos o vibradores de cabezal vibrador. Esto se debe a que el trabajo principal se realiza con el cabezal vibrador dentro del hormigón. El cabezal vibrador se mantiene en el hormigón fresco para así compactarlo. La masa excéntrica, integrada en el cabezal vibrador y accionada por el motor, gira como mínimo a 6.000 revoluciones por minuto. El cabezal vibrador hace vibrar el hormigón y las burbujas de aire suben hacia la superficie. La frecuencia de vibración típica de los vibradores para hormigón es de aprox. 200 Hz. Esta frecuencia es necesaria para proporcionar suficiente potencia de vibración para los equipos de construcción compactos.

La eficiencia en el rendimiento del vibrador para hormigón tiene una gran influencia en la eficiencia económica del proceso de compactación y en la calidad de los resultados de trabajo.

Encuentre el vibrador para hormigón adecuado para sus áreas de trabajo

El diámetro de los vibradores para hormigón debe ser lo más grande posible. Esto reducirá al mínimo los tiempos de trabajo para la compactación del hormigón y reducirá el desgaste. Los factores que limitan el diámetro del cabezal son el grado de armadura y las distancias entre las vías de vibración. Hay que asegurarse de que los vibradores para hormigón se puedan guiar a través de la armadura sin que queden atrapados. El diámetro efectivo de compactación de un buen dispositivo equivale a un valor de aproximadamente diez veces el diámetro del cabezal. Los vibradores internos de alta calidad mantienen su velocidad de trabajo en hormigón fresco de una manera constante en la práctica y, por lo tanto, tienen un rendimiento de compactación significativamente superior en comparación con los vibradores internos cuya velocidad de trabajo cae bajo carga.